Reflexiones sobre el caso Taringa!

La noticia ya es conocida: los responsables del sitio están acusados de ser “participes necesarios” de violación a la propiedad intelectual de un grupo de editoriales (entre ellas Gradi S.A., la actual razón social de la empresa en la que trabajé muchos años). En su defensa, el sitio admite que le resulta imposible controlar los 20.000 artículos que sus usuarios publican cada día.
Más allá del uso que cada uno de nosotros haga de Taringa!, el concepto del portal se encuentra en un punto intermedio entre los servicios de blogging gratuito como Blogger o WordPress, y las redes sociales como Facebook. Los usuarios tienen la posibilidad de escribir posteos, los cuales pueden ser puntuados y comentados por otros usuarios del sitio. En los posteos se puede incluir texto, imágenes, videos y enlaces de todo tipo. Al igual que ocurre en muchas otras comunidades online, en el sitio hay gran cantidad de material generado por los propios usuarios, pero también es cierto que para muchas personas se trata de un espacio de intercambio de enlaces para bajar música, video y software de todo tipo. Lo cual nos lleva a la cuestión de la legalidad de los enlaces, tema que planteamos en la entrada sobre la llamada Ley Pinedo, y cuya conclusión no nos cansaremos de repetir: sería lamentable para el futuro de Internet en nuestro país que una persona o empresa sea legalmente responsable de un enlace dejado por él mismo o un tercero en la web.
Según el fallo, los responsables del sitio no podían ignorar el hecho de que sus usuarios estaban compartiendo enlaces hacia contenido ilegal, y por lo tanto son participes necesarios de un delito. Alcanza con llevar los razonamientos del fallo fuera del plano virtual para darse cuenta de lo ridículos que resultan, tal y como plantea Beatriz Busaniche en este artículo: “Las empresas de transporte de pasajeros que trasladan personas a La Salada, a sabiendas de que allí se compra y vende mercadería que podría violar la propiedad intelectual, también deberían ser procesados como partícipes necesarios en los mismos términos que Taringa“.
Desde un post en el propio sitio respondieron que “bajo esta lógica se acusará también a los proveedores de Internet, a los buscadores, a los blogs, redes sociales, etc etc. sin cuya participación no habría delito posible. No es un dato menor, porque no es una discusión sobre Taringa! sino que abarca a todos los que participamos de internet y las redes sociales. Es el Estado quien tiene a cargo la persecución de los autores de delitos, y es también a los titulares de derechos de autor a quienes la ley les da las herramientas para proteger sus obras“.
Por ahora los dueños del sitio han sido procesados y se les han trabado un embargo de 200.000 pesos, aunque todavía falta aguardar el juicio oral. En caso de llegar a esa instancia, se trataría de uno de los primeros casos de este tipo en llegar a la justicia de nuestro país.

Algunos links sobre este caso (¿serán “legales”?)
Resumen del fallo en Taringa!
La situación legal de Taringa! explicada por ellos mismos
Caso Taringa, desde el ridículo por Beatriz Busaniche
El Caso Taringa: cuando chocan argumentos falaces por Mariano Amartino
Juicio a Taringa! por Claudio Ruiz Gallardo
Somos los negros de Taringa! por Derecho a Leer
Taringa! y el bochorno legal definitivo por Derecho a Leer
El “affaire” Taringa o la viuda embarazada por Mavrakis
Breves comentarios sobre el fallo Taringa por Estudio Jurídico LEXAR
Ley 11.723

Comentarios

1 opinión en “Reflexiones sobre el caso Taringa!”

  1. Vas caminando por la vereda un malviviente te somete en la vía publica te afana te robo algo que es tuyo. El tipo es un ladrón.
    Publicas algo en taringa te excedes te suspenden, pasa la suspensión; una vez que se vencieron los plazos y te reintegraron al sistema, te siguen y te suspenden indefinidamente sin posibilidad de recuperar el usuario y contraseña y taringa te roba una cuenta y termina lucrando con un nickname que es de tu dominio.
    Creas otra cuenta publicaste inclusive en comunidades; podes borrar los Posts .Pero los temas son de las comunidades. Y a los que la quieren cerrar vayan informándose que no se puede.
    Tratas de cerrar la cuenta te mandan por efecto gatillo. Un cocktel de opciones que solo te llevan a desgastarte y no conducen a nada.
    Una manera de ganarle a Taringa seria haciendo captura de los post y temas remplazando por imágenes para cuando te quieras salir (cosa que no se puede) ya que el material que publicaste es propiedad de Taringa la idea es que con el tiempo sea basura colectiva y no le sirva a nadie dado el caso de que te suspendan indefinidamente cosa que hacen habitualmente cuando deberían borrar el post, suprimir los beneficios del usuario o eliminar la cuenta junto a toda sus actividades).

    Normalmente en una red social como twiter, Facebook si la abandonas no quedan rastros de tu actividad. Taringa como una red social que tiene actividad y prestigio gracias a los usuarios. Y sin usuarios no tiene valor te priva de ese beneficio

    De yapa La Decadencia de Taringa
    http://www.youtube.com/watch?v=1Y2djVP49X4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *