La trampa de MySpace y una recomendación

Hace unas semanas se conoció la noticia de la posible venta de MySpace, algo que se esperaba teniendo en cuenta que el CEO de News Corporation Rupert Murdoch había dicho hace poco que esa red social le representaba un problema y que era necesario “redefinir y reconstruir el negocio”. Y si bien siempre existe la posibilidad de que las acciones sean adquiridas por alguna empresa que pueda encausar el rumbo de esta vapuleada red social, también hay chances de que finalmente el sitio deje de existir (recordar el caso de Geocities, que en su momento llegó a ser el servicio de hosting gratuito más popular). Si esto sucede, los principales perjudicados serán los artistas que utilizan ese espacio como base para difundir su música y agenda de conciertos. Por ejemplo, sólo en este blog hay cientos de enlaces hacia páginas de MySpace que dejarían de funcionar.

Una tentación puede ser pasarse a sitios alternativos como BandCamp o SoundCloud, pero tampoco hay garantía sobre el futuro de esas redes cuando agoten sus fuentes de financiamiento. ¿Qué hacer entonces? Nuestro humilde consejo para las bandas y solistas que utilizan MySpace como web principal es que registren un dominio propio, y si no tienen tiempo o recursos de armar un sitio simplemente lo redireccionen hacia su red social favorita (MySpace, una página de Facebook, BandCamp o cualquier otra). Si en algún momento deciden cambiar, sólo deben modificar la redirección y automáticamente los visitantes se conectarán con el nuevo destino (foto por Kanghee Rhee cc by-nc-nd 2.0)

Comentarios

2 opiniones en “La trampa de MySpace y una recomendación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *